La Revolución femenina en el vino

La Revolución femenina en el vino Según varios estudios realizados en los últimos años, las mujeres entre 30 y 40 años suelen consumir más vino que los hombre.

Desde un tiempo a esta parte las mujeres se han convertido en grandes consumidoras de alcohol, hasta el punto que varios estudios revelan que hoy beben más que los hombres. Aunque ellos suelen beber desde más temprana edad e incluso en cantidades mayores, actualmente las mujeres están mucho más expuestas que antes.

Las mujeres entre 30 y 40 años son las más propensas debido a su poder adquisitivo e independencia. El tema es que estamos viviendo un cambio generacional y social donde los prejuicios poco importan a la hora de juzgar a una mujer en "ciertos puntos" como el consumo de alcohol. Además, cada vez la mujer es más consciente sobre cómo y qué beber.

Además, las tasas de alcohol entre las personas con títulos universitarios duplican a las que presenta el resto de la población con estudios secundarios o elementales. En este punto, vuelven a romperse los esquemas clásicos, ya que son las mujeres con estudios superiores las que más probabilidades tienen de beber alcohol a diario. Las autoras del estudio, Francesca Borgonovi y María Huerta, explican que una de las causas que pueden haber influido en los resultados de la encuesta es que las mujeres con estudios superiores tienden a tener hijos más tarde, por lo que al aplazar sus responsabilidades maternas prolongan al mismo tiempo sus hábitos de consumo. Si a esto se le añade una vida social activa, la mujer empieza a adquirir nuevos roles que hacen que consumir una copa, aprender a apreciar o a entender de vino sea algo bastante frecuente. Incluso a veces, presentan más conocimientos en la materia que los hombres.

Este hecho es lo que algunos expertos han denominado "La Revolución Femenina en el Vino", teniendo en cuenta el paladar de la mujer en muchos de sus productos. Por ejemplo, vinos fragantes, frescos, cargados de perfumes frutales, sustituyeron en el mundo de los blancos a los tradicionales secos, a los dulzones y a los de excesiva acidez. En los tintos, el paladar femenino hizo retroceder a los rojos cargados de taninos, a los rasposos y potenció el desarrollo de los tintos varietales con escasa madera (escaso o ningún envejecimiento en barrica de roble).

Sea como fuere, la mujer forma parte de la cultura del vino, sabe apreciarla y reconocerla, por ello es un placer que su importancia y relevancia en estos temas sea cada vez mayor.

Si quieres conocer más sobre vinos tintos sigue este enlace.

SI quieres conocer más sobre vinos blancos sigue este enlace.
Escrito el  6 Mar 2015 14:29  -  Enlace permanente

Comentarios

Ningún comentario.

Escribe un comentario

Los comentarios son moderados, serán publicados luego de ser aprobados por el autor.
El nombre y el email son obligatorios. El email no será públicado.
Comentario
Nombre *
Email *
Sitio Web